lunes, 1 de mayo de 2017

¿Cuál es el impacto de las Micotoxinas en Pollos?


Todas las especies avícolas se ven afectadas por las micotoxinas; por lo tanto, es esencial que los avicultores evalúen y mitiguen regularmente la amenaza a sus unidades de producción. Las diversas especies avícolas responden de manera diferente a las provocaciones por micotoxinas, pero los signos clínicos de la micotoxicosis pueden ser difíciles de detectar. El monitoreo cuidadoso, el reconocimiento de los síntomas y los diagnósticos post mortem – conjuntamente con un análisis adecuado del alimento – son la forma más precisa de diagnosticar una micotoxicosis en una gran parvada de aves.

Desafíos del Alimento y de la Cama

El alimento balanceado es el vector esencial para introducir micotoxinas a las parvadas, pero las aves también pueden estar expuestas a toxinas en su lecho. La capa de paja picada puede estar contaminada con altas concentraciones de micotoxinas al momento de la cosecha, aún cuando cualquier tipo de cama se puede contaminar cuando se mantiene bajo condiciones de almacenaje desfavorables.

Problemas por Especie: Reproductores

Las micotoxicosis son una grave amenaza para las unidades comerciales de reproductores. Ello se debe a que toda reducción en la fertilidad de las aves o en incubabilidad de los huevos, resulta extremadamente costosa. Aún un pequeño incremento en las tasas de mortalidad de las aves reproductoras puede reducir el potencial de una granja para cumplir con las metas de producción de pollitos. Adicionalmente, los bajos niveles de micotoxinas en el alimento contaminado pueden ya estar afectando los sistemas inmunológico y reproductivo, mientras que las tasas de crecimiento pueden no verse afectadas.

Problemas de la Especie: pollos de engorde

Los avances en genética han desempeñado un papel preponderante en el proceso de llevar a los pollos de engorde y a los pavos a la mesa en menor tiempo y con una mayor eficiencia del alimento. Desafortunadamente, tales avances han pagado un precio, pues les aves se han vuelto más susceptibles a los desafíos metabólicos y de enfermedades infecciosas. La contaminación por micotoxinas del alimento balanceado o de la cama puede suprimir el sistema inmunológico. Las micotoxinas también pueden comprometer directamente la resistencia ósea, el consumo de alimento, la ganancia de peso, la eficiencia del alimento y la calidad de la carne.
Los estudios realizados por Alltech en más de 6.000 pollos de engorde en 18 estudios independientes, sugieren que incluso una provocación moderada de micotoxinas puede reducir las tasa de crecimiento en 2,5g/día, lo cual equivale a una pérdida financiera promedio de of $0,05/ave/semana.

La gama de micotoxinas que afectan a las aves

Las micotoxinas rara vez se presentan aisladas. Dado que un hongo tiene la capacidad de producir varias micotoxinas, varios hongos pueden contaminar un ingrediente del alimento y varios ingredientes constituyen una ración para aves. Las aves suelen enfrentar la amenaza de múltiples micotoxinas, lo cual puede tener como resultado efectos adversos sinérgicos o aditivos.
Algunos de los signos comunes de las micotoxicosis son:
  • Consumo de alimento reducido
  • Bajas tasas de crecimiento
  • Menor producción de huevos
  • Menor eficiencia del conversión del alimento
  • Mayor susceptibilidad a las enfermedades
  • Aumento de la mortalidad
  • Mala calidad del cascarón
  • Fertilidad reducida
  • Problemas de las patas
  • Decomiso de la canal

Principales toxinas producidas por los hongos Aspergillus:

Aflatoxina:
Las aflatoxinas son de mayor preocupación en las regiones más tropicales del mundo, donde el clima suele ser caliente y húmedo – son menos preocupantes en los países de clima más frío o templado. Sin embargo, sea precavido si el alimento balanceado es importado de regiones tropicales.
Los patos son la especie más susceptible a las Aflatoxinas, seguidos de los pavos, los pollos de engorde, las ponedoras y las codornices. Las Aflatoxinas son especialmente tóxicas para el hígado de las aves y pueden ocasionar daño tisular y supresión de la síntesis de proteínas en el hígado, lo cual merma la tasa de crecimiento y reduce la producción de huevos. Las Aflatoxinas también inhiben la digestión de los lípidos y los pigmentos en las aves, al reducir la producción de sales biliares.
Las Aflatoxinas también interfieren con el metabolismo de la vitamina D, lo cual significa el posible compromiso de la resistencia ósea y de las patas. También pueden debilitar los capilares sanguíneos, que a su vez aumentarían la incidencia de magullamiento de la canal.
Ocratoxina:
Las Ocratoxinas son producidas por distintos hongos y se encuentran en regiones templadas y tropicales, siendo la Ocratoxina A la más importante. La  Ocratoxina A produce daño renal en todas las especies de aves, pero además puede producir hígado graso. La Ocratoxina A es aproximadamente tres veces más tóxica para los pollitos jóvenes que la Aflatoxina.
Las principales micotoxinas producidas por los hongos Fusarium
Fumonisina:
Los pollos de engorde y los pavos parecieran ser relativamente resistentes a los efectos agudos de las Fumonisinas. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que la administración de alimento contaminado con niveles de hasta 200mg/kg de Fumonisina B1 (FB1), produce discondroplasia de la tibia en los pavitos en crecimiento.
Tricotecenos:
Las especies de aves son más sensibles a los Tricotecenos del tipo A que a los tipo B, pero la presencia del tipo A en el concentrado para aves es más baja que la del tipo B. Los Tricotecenos son irritantes y pueden ocasionar lesiones orales. La mayor respuesta fisiológica a los Tricotecenos es la pérdida del apetito, lo cual les ha merecido el apodo de ‘toxinas del rechazo del alimento”, pero también pueden presentar desafíos a la salud intestinal, aumentando la presencia de patógenos y enfermedades intestinales como la enteritis necrótica.

CONTAMINACIÓN POR MÚLTIPLES MICOTOXINAS DEL ALIMENTO PARA AVES

Los alimentos o ingredientes contaminados contienen por lo general varias micotoxinas. Las respuestas tóxicas y los signos clínicos en las aves cuando hay más de una micotoxina presente en el alimento, son complejos y diversos. Pareciera demás que la contaminación múltiple ejerce mayores efectos sobre la salud y la productividad que la exposición a una sola micotoxina.
Por esta razón se ven con frecuencia signos típicos de micotoxicosis en las aves, a pesar de que los análisis del alimento indiquen concentraciones muy bajas o nulas de cada toxina individualmente. La toxicidad puede deberse a las interacciones entre diferentes micotoxinas que exageran los síntomas de la toxicidad.
Los síntomas pueden ser múltiples y variados, pero el resultado en todos los casos será un menor desempeño y una pérdida de beneficios económicos.
La gestión eficiente de micotoxinas implica tener una visión integral del desafío, desde la granja hasta el molino y desde la evaluación de riesgos hasta la gestión del alimento balanceado. El Equipo de Gestión de Micotoxinas de Alltech brinda un conjunto de soluciones para ayudarle a mitigar la amenaza que pudiera enfrentar por las micotoxinas en el campo o en el almacenaje. Para mayor información, presione acá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.