viernes, 28 de julio de 2017

ESPAÑA: La hidatidosis es la patología más habitual en los decomisos de ovinos en mataderos.


A lo largo de un año se ha llevado a cabo una toma de muestras de órganos sujetos a decomiso por parte de la inspección sanitaria en un matadero de ovinos, tanto de corderos como de ovejas, de la provincia de Madrid. Las muestras se procesaron en un laboratorio veterinario con el fin de determinar el diagnóstico definitivo así como la etiología de tales decomisos y estimar las pérdidas económicas de los mismos.
Esta investigación se ha trasladado a la tesis doctoral titulada ‘Estudio de la etiología e impacto económico de los decomisos en un matadero’, presentada por David Villalonga Vázquez ante la Universidad de Extremadura.
Se llegó a la conclusión de que los decomisos sanitarios efectuados en los mataderos suponen una considerable carga económica para la industria alimentaria, destacando el hecho de que unas pocas de enfermedades ovinas suponen la mayor parte del montante económico. Las pérdidas estimadas por decomisos ovinos ascendieron a 19.581,36 euros anuales para el matadero en estudio y a 1.128.737,02 euros para todos los mataderos de España. En el caso de los corderos, sólo la cisticercosis y la neumonía enzoótica supusieron alrededor del 75% de las pérdidas; en el caso de las ovejas, sólo la hidatidosis y la neumonía enzoótica supusieron alrededor del 50% de las pérdidas. El origen geográfico de los ovinos no mostró relevancia en la generación de los decomisos para la mayoría de las enfermedades excepto para la hidatidosis, al contrario que la estación del año, que se ha mostrado como una variable importante, y de especial consideración en el caso de la neumonía enzoótica.
Las patologías ovinas halladas en los mataderos son reducidas en número y muy dependientes de la edad del animal, siendo su etiología muy variada. Entre las enfermedades que destacaron por su elevada prevalencia se encontraron los procesos parasitarios por cestodos como la cisticercosis (5,66%) y la hidatidosis (24,66%) e infecciones bacterianas mixtas como la neumonía enzoótica (8,75% en corderos y 9,37% en ovejas). Las técnicas de diagnóstico anatomopatológico, bacteriológico y parasitológico básicas han sido útiles en la detección de las patologías y suponen una ayuda para conocer mejor el estatus sanitario de la cabaña ganadera nacional con el fin de tomar medidas para el control de enfermedades y reducir los decomisos en matadero. El análisis anatomopatológico se ha mostrado suficiente para el diagnóstico de procesos parasitarios como la hidatidosis o la cisticercosis pero se ha necesitado de técnicas parasitológicas en la detección de trematodos. Las técnicas bacteriológicas básicas han sido útiles en la detección de los agentes etiológicos de varias enfermedades como la neumonía enzoótica, la linfadenitis caseosa o los abscesos hepáticos y pulmonares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.